martes, 20 de noviembre de 2012

CENSO 2012: Ejército apoyará después de 11 años día del empadronamiento

La Paz, 20 nov.- Bolivia indagará el miércoles por décima vez en 187 años de historia el tamaño de su desarrollo social en un Censo de Población y Vivienda que movilizará a casi 400.000 mujeres y hombres y que le permitirá proyectar su crecimiento en la perspectiva de 2025, cuando cumpla 200 años de independencia.

Al menos 217.000 censores o empadronadores, entre profesores, alumnos de sexto grado de secundaria y 38.000 policías y 43.000 soldados han sido desplazados a lo largo y ancho de los casi 1,1 millones de km2 de su extensión territorial para recoger información en más de 2 millones de hogares y emplazamientos sociales estatales y privados.

Como nunca antes en la historia estadígrafa de Bolivia, 50.000 bolivianos se han alistado, además, en una suerte de reserva, ante cualquier contingencia o eventualidad.

Precedido por una serie de conflictos por límites municipales superados a última hora, el Censo, que demandará una inversión de 50 millones de dólares y que impulsa el gobierno del presidente indígena Evo Morales, será el quinto que indagará sobre el factor vivienda.

El Censo, que paralizará a Bolivia el miércoles y que no permitirá a sus habitantes abandonar sus viviendas todo el día a la espera de los censores, tiene espacio después de 11 años de realizado el último en 2001.

Morales instó "todo el pueblo a abrir las puertas al Censo, porque de ello depende la planificación de la economía para la década siguiente".

Se trata del segundo censo del siglo XXI en Bolivia, que contó a sus estantes y habitantes en 4 oportunidades el siglo XIX, de cuando data su emancipación cruenta de España, y en otras tantas el siglo XX.

El primer censo se verificó en 1831, durante la Presidencia del mariscal Andrés de Santa Cruz y dio por resultado una población de 1,08 millones de habitantes; y el segundo se registró 4 años más tarde y fijó un retroceso en el conteo poblacional: 1,06 millones de bolivianos.

El tercero, realizado casi dos décadas más tarde en 1854, por gestión del presidente Isidoro Belzu, contó a 2,3 millones de habitantes y, en una suerte de contradicción evidente y margen de error infinitesimal, el cuarto, verificado 28 años más tarde, durante el gobierno de Narciso Campero, dejó las cuentas tal como fueron escritas en el primer censo boliviano de 1831, en 1,1 millones de habitantes.

En territorios de la Real Audiencia de Charcas y desde los años '70 del siglo XVIII Alto Perú, en cuyos territorios se emplaza actualmente Bolivia, se barruntó, en 1492, cuando el conquistador navegante genovés Cristóforo Colombo desembarcaba en el Nuevo Mundo, en el ahora litoral dominicano, una población de 800.000 hombres y mujeres.

Según los mismos cronicones de la época, 104 años después, en 1596, se estableció, en el mismo territorio, una población de 552.700 habitantes.

Con mayores herramientas, técnicas y técnicos, el presidente José Manuel Pando, organizó a mediados de 1900 el quinto Censo de Población y se encontró con que los habitantes contados eran poco más de 1,6 millones.

Antes que surgiera, fruto de una revuelta social y política de corte estructural, la igualdad o un atisbo de ella en Bolivia, en 1950 el presidente Mamerto Urrolagoitia mandó a contar, esa vez, también las viviendas.

Poco antes que un cartógrafo español Bahía Malagrida definiera la contextura geográfica boliviana como un "absurdo geográfico", la población boliviana ese año -en que el país andino amazónico emplazado sobre 7 zonas fisiográficas, sólo algunas de ellas conectadas por el ferrocarril- se alzó apenas sobre los 3 millones de habitantes.

Veintiséis años después el presidente militar de facto Hugo Banzer mandó a contar hombres y bienes y se encontró con que el crecimiento vegetativo de Bolivia era de casi 2,10%, es decir que la población boliviana aumentaba en promedio 60.000 por año.

En consecuencia, la densidad poblacional en Bolivia había aumentado entre 1950 y 1976 en 1,6 millones y se situaba ese año en 4,6 millones de personas.

Dieciséis años después, en 1992, el presidente Jaime Paz Zamora organizó el último censo del siglo XX y dio que la población boliviana crecía cada año en 2,11%. Ese año el conteo situó la cifra demográfica en 6,4 millones de personas.

Al mismo ritmo vegetativo de poco más 2,11%, reservado para países pobres, Bolivia encaró su primer Censo en la nueva centuria y en 2001 el gobierno del presidente Jorge Quiroga contó que en el país, el segundo más depauperado de América Latina y el más pobre de Sudamérica, la población era levemente superior a los 8,2 millones.

Si la tasa de crecimiento vegetativo se mantuvo en la última década en la órbita del 2,11%, la población boliviana debería rondar este miércoles los 10,1 millones de habitantes y, bajo la premisa de que cada familia en Bolivia está conforma por 5 miembros promedio, el número de viviendas en el país debería situarse en la orilla de los 2,2 millones de unidades.

ABI

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo:

Código Penal de Bolivia

Nueva Constitución Política del Estado-Bolivia

Derecho Bolivia

Derecho Bolivia
Emblema de la justicia en Bolivia.