sábado, 3 de noviembre de 2012

Derecho Informático en Bolivia: El día en que no haya más internet

¿Qué pasaría el día en que no haya más internet? Seguramente es una pregunta intrascendente para unos y aterradora para otros. Cuando se corta el servicio de internet, aunque sea por unos minutos, muchos experimentamos sensaciones parecidas a cuando se "corta la luz". Si ese día llegara sería muy parecido a un apocalipsis digital.

¿Qué cosas serian diferentes?

Perdería mis contactos de mis varias cuentas de correo electrónico. Perdería muchos mensajes lindos de personas de todas partes, porque no tuve la precaución de guardar e imprimir esos mensajes, como lo hacíamos antes con las cartas que mas queríamos. Probablemente usaría mas papel y el espacio de mis estantes y escritorio se reduciría rápidamente. Volvería a escribir las incomparables cartas físicas y enviarlas con la emoción e incertidumbre de no saber cuántos días tardarían en llegar y cuántos días en recibir la respuesta. Volveríamos a ver muchos carteros por las calles, pero seguramente muchos árboles sufrirían las consecuencias de usar de nuevo tantas hojas.

Perdería mis contactos (casi 200 en Facebook) y mi objetivo de alcanzar los mil contactos se esfumaría. Mi daño seria menor comparado con aquellos que tienen más de 4000 contactos. Sería un desastre, no sólo porque perderíamos los contactos, también perderíamos sus mensajes, sus ocurrencias, sus producciones, sus fotos y tantos sentimientos contenidos en ellos. Tampoco tendría el ayudante que me recuerda los cumpleaños de mis contactos. Y lo peor alrededor de mil millones de personas ya no podrían expresarse a través de las redes sociales.

Las bibliotecas virtuales y se convertirían en algo parecido al Mito de Alejandría. Millones de libros digitalizados ya no podrían estar al alcance desde cualquier parte del mundo. Las tradicionales bibliotecas revivirían y estarían abarrotadas de personas en busca de libros y de personas queriendo aprender "cómo se busca un libro físicamente".

Ya no existirían páginas web, las empresas y otras organizaciones se ahorrarían los costos del "hosting" y de administración. Tendrían que buscar otra forma de darse a conocer al mundo, muy posiblemente a un costo muchísimo mayor. Las empresas tendrían que buscar otra forma de hacer sus contactos y sus negocios dentro y fuera de sus países. Las cuentas bancarias ya no estarían en línea, las transacciones bancarias se registrarían y consolidarían de otra manera y probablemente con un costo en tiempo y recursos, mucho mayor.

Millones de personas ya no podrían comunicar sus pensamientos, sus reivindicaciones, sus proyectos, sus protestas, sean cuales fueran, a través de los blogs y las redes sociales. Los blogueros y blogueras ya no estarían tan cerca de nosotros ni podríamos agradecerles por hacer circular la información que solo es posible por el internet.

Probablemente desaparecerían las Wikis, por lo menos como las conocemos hoy. El conocimiento renovado por millones de voluntarios internautas en el mundo ya no sería posible. Al tiempo que esa información ya no circularía por el mundo. Mucha gente sentiría un gran vacío y tristeza por ello y algunas otras estarían mas tranquilas.

Todos los periódicos del mundo aumentarían sus tirajes y sus ventas de ejemplares impresos en papel. Volveríamos a teñirnos las yemas de los dedos con la tinta de esas hojas caprichosas de los periódicos impresos ... que nostalgia. Pero también una cantidad menor, muchísimo menor de personas leerían los periódicos. La atención se volcaría a lo que pasa en nuestros países y sabríamos poco y a destiempo de lo que pasa en el mundo.

Dejaríamos de disfrutar de los videos de música que circulan por internet, especialmente aquellos que los habíamos perdido en el tiempo pero los conservábamos intactos en el recuerdo de nuestras emociones y que pudimos volver a verlos gracias al internet. Muchos inmigrantes ya no podrían "colgar" sus videos en Youtube para que lo vean sus familias en otros países, nos tendríamos que resignar a mandar CDs o DVDs por correo y volver a experimentar la angustiosa incertidumbre de saber si llegó nuestro material. Muchos momentos de nuestras vidas grabados en video y colgados en el internet se perderían.

Ya no tendríamos que leer decenas o cientos de correos electrónicos, especialmente los lunes. Eso nos ahorraría valiosos minutos en la semana, pero nuestro trabajo seria más lento y ya no podríamos trabajar con gente de otros departamentos y peor de otros países.

Mi lista se hizo muy larga y el espacio de esta columna no me permite llenar tantas hojas. Volví a leer estas líneas y me di cuenta de cuánto ha cambiando el mundo gracias al internet.

Por: Fidel Alvarez Téllez
17 de Septiembre, 2012 - Oxígeno


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo:

Listas de Candidatos del MAS. Elecciones Generales 2014.

Código Penal de Bolivia

Nueva Constitución Política del Estado-Bolivia

Derecho Bolivia

Derecho Bolivia
Emblema de la justicia en Bolivia.