jueves, 10 de enero de 2013

Suplantan a Evo Morales en Twitter

El Ejecutivo ordenó una investigación para dar con el responsable de la utilización del nombre del presidente Evo Morales para crear una cuenta de Twitter a su nombre y sin su autorización, el ministro de Gobierno, Carlos Romero anunció que se sancionará al responsable de esta acción al constituirse un delito que debe perseguirse penalmente.

“Esta verificado que no corresponde al Presidente Morales, vamos a investigar quién ha abierto esa cuenta. Ese es otro tema que vamos a tener que complementar en la Legislación Penal Boliviana, son los delitos informáticos que ya forma parte de la dinámica mundial” dijo Romero en conferencia de prensa.

El miércoles apareció en Twitter la cuenta @EvoMoralesBO, en la que señalaba que esta pertenecía a "Evo Morales Ayma, presidente del Estado Plurinacional de Bolivia". La Dirección de Comunicación de Palacio rechazó que el mandatario haya empezado a usar esta red social, lo que alertó a las autoridades.

Para este jueves la cuenta había sido suspendida, lo que significa que se trataba de un “troll”, es decir un usuario que ingresó a internet con el propósito de confundir a los usuarios usando una identidad falsa.

Este hecho ha provocado que el Gobierno vuelva a debatir el tema de las redes sociales, Romero habló del Facebook y aseguró que la autoridad que sea ofendida por este medio de comunicación tiene “los mecanismos legales para acudir a la justicia, la ley que tenemos actualmente es suficiente”.

Según señala un boletín informativo emitido por su despacho, el ministro culpó al Facebook de “diseminar información tergiversada” sobre la IX Marcha en Defensa del TIPNIS, ya que sería por esta red social por la que se habría dado la noticia de la muerte de un bebe, fallecido por una enfermedad, antes de la represión policial que sufrieron los indígenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo:

Código Penal de Bolivia

Nueva Constitución Política del Estado-Bolivia

Derecho Bolivia

Derecho Bolivia
Emblema de la justicia en Bolivia.